Qué es la norma IFS

Qué es la norma IFS

IFS son las siglas de International Food Standard. Se trata de una norma de origen europeo, desarrollada fundamentalmente por las asociaciones de distribuidores de Alemania, Francia e Italia, y que en la actualidad tiene acogida y repercusión en la mayor parte de la Unión Europea, incluyendo a países como Bélgica, Países Bajos o España.

La norma IFS nació para poder disponer de una norma común que facilite la evaluación de la seguridad alimentaria de los proveedores y sus sistemas de calidad, dada la incipiente aparición de requisitos legales y la globalización en la distribución de los productos alimentarios.

Este estándar es aplicable a todo el proceso de producción y manipulación de alimentos y va dirigido a cualquier empresa del sector alimentario que se dedique a la fabricación de productos. Esto es porque la norma IFS ha sido el comienzo, pero ha ido derivando en otros estándares como son:

  • IFS Logistic:  Para empresas de de transporte de alimentos, distribución o almacenamiento.
  • IFS Packaging Guideline: Para empresas que se dediquen al envasado de productos.
  • IFS Cash & Carry: Para autoservicios mayoristas.
  • IFS HPC:  Para empresas de productos para el hogar y cuidado personal.
  • IFS Broker: Para empresas especializadas en importación.

¿Qué objetivos tiene la norma IFS?

La norma IFS se centra en cumplir tres grandes objetivos que detallamos a continuación:

  • Instaurar directrices comunes a través de un sistema de evaluación uniforme que sea capaz de garantizar la cualificación y la idoneidad de los auditores.
  • Conseguir una armonía en los criterios y la transparencia durante toda la cadena de suministros.
  • Reducir costes y tiempo tanto para los proveedores como para los minoristas.

Para obtener el certificado IFS, en primer lugar se debe recurrir a profesionales que realicen la consultoría y la implantación de la norma IFS. Posteriormente habrá que acudir a una tercera empresa certificadora para obtener el certificado.

Este certificado se obtiene a través de una baremación que se basa en los siguientes resultados:

  • Si se supera el 75% de los requisitos que la norma exige, se obtiene el certificado IFS.
  • Si se alcanza el 95% de los requisitos que la norma exige, se obtiene el nivel superior IFS.

Ante cualquier duda al respecto para la certificación de la norma IFS, no dudéis en contactar con EQM Consulting.