plan de igualdad obligatorio

¿CÓMO BENEFICIA A TU EMPRESA UN PLAN DE IGUALDAD?

Un Plan de Igualdad es un instrumento estratégico que establece medidas para eliminar las diferencias y situaciones de discriminación entre hombres y mujeres que se pueden dar en una organización.

Desde la publicación del Real Decreto-Ley 6/2019, todas las organizaciones de 50 trabajadores o más están obligadas a elaborar un Plan de Igualdad. Pero si vamos un pasito más allá de la obligatoriedad para buscar el sentido práctico en nuestro provecho.


¿Qué aporta un Plan de Igualdad a nuestra organización y qué beneficios nos reporta?

⦁ Empezando por lo más básico, evitamos sanciones por incumplimiento legal. Como hemos dicho, empresas a partir de 50 trabajadores y aquellas cuyo convenio colectivo lo exige.

⦁ Es indudable que con la igualdad mejora el clima laboral, con la reducción de las diferencias de género desaparecen tensiones innecesarias entre los trabajadores y disminuye la conflictividad.

Racionaliza los horarios. Las medidas de conciliación influyen en un uso más racional de los horarios y un mejor empleo del tiempo. Esto también repercute en el bienestar y la productividad de los trabajadores.

Flexibiliza la organización a través de una mejor gestión de los recursos humanos y el tiempo.

Reduce el absentismo laboral. Como consecuencia de todo lo anterior, la plantilla está más conforme con sus condiciones laborales, la mejora de la conciliación aumenta el bienestar de los trabajadores y disminuye el absentismo.

Mejora de la productividad a través de un mejor empleo del tiempo. El bienestar de los empleados derivado de los puntos anteriores también es una palanca importante para la mejora de la productividad.

Supone una ventaja competitiva, especialmente en el contexto de contratación pública ya que, en la mayoría de los casos, las cláusulas de las licitaciones especifican aspectos de igualdad.

Mejora reputacional e implemento de la RSC de la organización. La empresa gestiona su impacto social de forma creíble y eso se visibiliza dentro y fuera de la misma.

⦁ Las medidas de igualdad tienen un impacto positivo en el desarrollo profesional de los trabajadores y trabajadoras, de modo que se retiene el talento en la empresa. El ahorro de costes en selección puede traducirse en planes de formación y, por tanto, una mejora de la innovación y un impulso al crecimiento de la empresa.

Reconocimiento. Estas medidas de RSC podrían, además, ser reconocidas con algún premio, distintivo, sello, certificación, etc. Que mejorarían la imagen de la empresa.

En EQM Consulting estamos convencidos de los beneficios de la aplicación de un Plan de Igualdad obligatorio en empresas de prácticamente cualquier tamaño. Contacta con nosotros y te asesoramos sobre cómo implantarlo.