Norma BRC

Requisitos fundamentales de la certificación BRC

¿Qué es la norma BRC?

La British Retail Consortium (BRC), asociación de cadenas de alimentación británicas, redactaron un primer protocolo, relativo a seguridad alimentaria, que exigían a sus proveedores de marcas blancas en el año 1998.

Esta primera norma técnica publicada en 1998, se basaba en los protocolos que se debían marcar a los proveedores de alimentos, con el fin de cumplir una serie de normas de seguridad alimentaria, desde la etapa de la producción hasta su venta al consumidor final. Se describen los requisitos de un sistema de inocuidad alimentaria partiendo del enfoque del análisis APPCC (Análisis de Puntos de Control Críticos).

A partir de ahí, la norma ha ido sufriendo muchos cambios hasta encontrarse actualmente en su versión 8, editada en agosto del año 2018.


Historial de la norma BRC

  • 1998: versión 1
  • 2002: versión 2
  • 2003: versión 3
  • 2005: versión 4
  • 2008: versión 5
  • 2011: versión 6
  • 2015: versión 7
  • 2018: versión 8 (actual). Entrada en vigor el 1 de febrero del año 2019.

Beneficios de la norma

La seguridad alimentaria entraña distintos recursos, herramientas y estrategias para asegurar que todos los alimentos sean seguros e inocuos para el consumidor. No obstante, la definición de seguridad alimentaria ha ido evolucionando con el tiempo. En la actualidad, el concepto se sustenta en cuatro fundamentos: disponibilidad, estabilidad, acceso y uso.

La norma BRC, así como otras normas como IFS, ISO 22.000… nos brindan la oportunidad de gestionar de manera correcta y eficaz nuestra industria alimentaria.

Con la implantación de un sistema basado en la norma BRC, además de asegurar la seguridad alimentaria tendremos las siguientes ventajas:

  • Asegurar el cumplimiento de requisitos legales
  • Proteger al consumidor ofreciéndole un producto inocuo y de calidad
  • Establecer una base común de trabajo, desarrollando una cultura de seguridad del producto
  • Disminución costos de producción
  • Corrección y control de errores

Requisitos necesarios para la certificación BRC

Requisitos para la norma BRC

La norma se constituye de 9 requisitos imprescindibles. Los comentamos someramente a continuación:

1. Compromiso del equipo directivo

Antes de nada, la decisión de implantar una norma de este tipo debe derivar de la alta dirección de la empresa. Esta debe implicarse completamente en el sistema, establecer una cultura y una política de actuación sobre todos los demás trabajadores. Adoptar actitudes, valores y convicciones prevalentes en el establecimiento del sistema, en relación con la importancia de que el producto sea inocuo y la confianza en los sistemas, procesos y procedimientos de seguridad del producto utilizados por la organización.

2. El plan de seguridad alimentaria: APPCC

Como primera etapa para el cumplimiento de este requisito debe ser la identificación de los posibles peligros potenciales, teniendo en cuenta el FRAUDE y la contaminación malintencionada de los productos.

3. El sistema de gestión de la calidad y la seguridad alimentaria

Además de un sistema que asegure que nuestros productos son inocuos, se debe implantar un sistema de gestión de la calidad, basado en documentos y registros que evidencien nuestras actividades realizando auditorías, mínimo anualmente, del sistema completo de gestión.

4. Normas relativas al establecimiento

Se tendrá en cuenta toda la legislación que aplique según el tipo de industria o alimento producido. Habrá que considerar el FOOD DEFENSE. Food Defense se basa en un plan documentado de evaluación de amenazas, revisado una vez al año o siempre que aparezca un nuevo riesgo o se produzca un incidente que afecte a la seguridad alimentaria del producto en cuestión.

En este enlace os dejamos un vídeo explicativo de Food defense:
https://www.youtube.com/watch?v=qTb2vTfw4Mw

5. Control del producto

El producto será controlado desde el principio al fin, pasando y analizando cada una de las etapas por las que debe pasar el producto. Desde la etapa de diseño del producto, hasta el etiquetado y envasado, teniendo en cuenta la gestión de alérgenos, la cadena de custodia, la inspección y a liberación de los productos.

6. Control de procesos

Este requisito está basado en el control de las operaciones productivas, peso y volumen de producto y en el control y calibración de los equipos necesarios para la liberación de los productos.

7. Personal

El séptimo punto y no por ello menos importante. Este requisito se basa principalmente en la formación e higiene de todo el personal de la zona de manipulación, preparación, procesado, envasado y almacenamiento, en general, de todo personal en contacto con el alimento.

8. Zonas de alto riesgo, cuidados especiales y cuidados especiales a temperatura ambiente

Deberemos realizar un análisis de los diferentes riesgos (riesgo alto, riesgo medio y riesgo bajo) y prestar especial atención a las zonas de alto riesgo, determinando actuaciones específicas para su control y diferenciando entre zonas de ciudades especiales y de cuidados especiales a temperatura ambiente.

9. Productos comercializados

Cuando en un establecimiento se compren y vendan productos alimentarios que, normalmente estarían comprendidos en el ámbito de la Norma BRC y que se almacenen en sus instalaciones pero que no sean fabricados, transformados ni envasados en el establecimiento, los requisitos de este punto se aplicarán a la gestión de estos productos en el establecimiento. Deberán cumplirse todos los requisitos anteriores, del 1 al 8, además de los de este punto.

No se permite el uso BRC para este tipo de producto y documentación relacionada.