BRC Food, preguntas frecuentes

BRC es un estándar de certificación de producto alimentario promovido por el British Retail Consortium, que nació con el objetivo de evaluar a los fabricantes de los productos de marca blanca o privada vendidos por los distribuidores y con el fin de garantizar su legalidad, calidad y seguridad alimentaria y asegurar la responsabilidad que se asume por ambas partes (fabricante y distribuidor “retailer”) con estos productos.

Debido al gran éxito y aceptación de esta norma, no sólo se utiliza actualmente para evaluar a los proveedores de la marca blanca de los minoristas, sino también como un marco en el que muchas empresas han basado sus programas de evaluación de proveedores y fabricación de productos vendidos con su marca.

BRC es un estándar certificable que describe los requisitos de un sistema de gestión de la inocuidad alimentaria partiendo del enfoque de los principios del APPCC (Análisis de de Peligros y Puntos de Control Crítico) pero haciendo un especial hincapié en lo relativo a las instalaciones de las industrias alimentarias e introduciendo elementos de mejora de la gestión de los que carece el APPCC.

BRC Food y el resto de normas que componen British Retail Consortium, persiguen la estandarización de la calidad, la inocuidad y los criterios de manejo higiénico de los alimentos, así como garantizar que los fabricantes de alimentos cumplan con sus obligaciones legales y proporcionen la debida protección al consumidor final. Para la obtención del certificado BRC es necesario implantar los requisitos del estándar y pasar una auditoría que se repite anualmente por parte de una entidad externa.


Ventajas de su aplicación

BRC Food se ha convertido en el estándar de referencia, aceptado internacionalmente en la industria alimentaria.

Este estándar proporciona beneficios no sólo para los minoristas, sino también para los fabricantes de alimentos, importadores, empresas de catering, proveedores de ingredientes… 

Entre los principales beneficios de su implantación y certificación, destacan:

  • Mayor confianza del cliente, abriendo nuevas oportunidades de mercado.
  • Ofrecer imagen de transparencia, informando a los clientes de cómo se encuentra la empresa alimentaria, a través del grado BRC obtenido (A, B, o C) en la certificación anual.
  • Mejorar la imagen de marca de la empresa y de sus productos, garantizando al consumidor y a toda la cadena de suministro que la empresa fabrica alimentos seguros y que cumplen la normativa en vigor en materia de seguridad alimentaria.
  • Reducción de retiradas de productos, quejas, reclamaciones y productos rechazados.
  • Evaluar el sistema APPCC implantado en la empresa reduciendo o eliminando los posibles puntos de control críticos.
  • Ampliar la comercialización a nuevos mercados donde esta norma es exigida por distribuidores y mayoristas con una ventaja competitiva.
  • Establecer una comunicación protocolizada, operativa y organizada para la cadena de distribución, consumidores e intermediarios.

Pasos a seguir para obtener la certificación BRC Food

Cualquier organización, sin importar su tamaño o ubicación geográfica, puede aplicar los requisitos de la norma BRC Food. Esto requiere un alto grado de compromiso de todos los trabajadores de la empresa y llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Aplicar buenas prácticas de manufactura, procesos y infraestructura.
  • Establecer procedimientos operacionales estandarizados.
  • Identificar y documentar riesgos específicos según el sistema APPCC.
  • Aplicar un sistema de control de procesos, productos y personal.

Una vez implementadas las acciones anteriores, mediante una auditoría BRC, se revisará toda la documentación y los procesos internos, y personal cualificado de una entidad externa acreditada registrará los datos necesarios para hacer una evaluación. 

Los protocolos aplicables en las auditorías o evaluaciones incluyen:

  1. Reunión de apertura.
  2. Evaluación de la efectividad de la implementación del sistema, evaluación de calidad, e inspección.
  3. Reunión de cierre y categorización de no conformidades.
  4. Emisión de Informe en la auditoría.
  5. Presentación de un plan de acción para solventar las no conformidades.
Modelo para una administración efectiva en los sistemas de gestión

Modelo para una administración efectiva en los sistemas de gestión

Las organizaciones se encuentran en constante cambio en su día a día. Es muy importante controlar y tener planificado estos cambios pero, al ritmo de la sociedad, no es una tarea fácil.

Los avances tecnológicos generan una necesidad de mejora continua en las organizaciones y de formación de nuestro personal, es por ello que, tener implantado un sistema de gestión, que abarca todos estos campos, nos va a ser de gran ayuda a la hora de gestionarlos.

La norma ISO 9001:2015, de la cual ya hemos hablado en varias ocasiones en nuestro blog, refiere en su cláusula “6.3 Planificación de los cambios” la necesidad de planear los cambios: Cuando la organización determine la necesidad de cambios en el sistema de gestión de la calidad, estos cambios se deben llevar a cabo de manera planificada.

Considerando:

  1. El propósito de los cambios y sus consecuencias potenciales.
  2. La integridad del sistema de gestión de la calidad.
  3. La disponibilidad de recursos.
  4. La asignación o reasignación de responsabilidades y autoridades.

En la cláusula “8.5.6 Control de los cambios” las pautas de control de los cambios en los sistemas de gestión: La organización debe revisar y controlar los cambios para la producción o la prestación del servicio, en la extensión necesaria para asegurarse de la continuidad en la conformidad con los requisitos. La organización debe conservar información documentada que describa los resultados de la revisión de los cambios, las personas que autorizan el cambio y de cualquier acción necesaria que surja de la revisión.

En resumen, gracias a la norma ISO 9001 podríamos planificar los cambios en nuestra organización, de manera que se establezca el propósito, la disponibilidad de recursos, la asignación de responsabilidades… haciendo, de los cambios, acciones planificadas y controladas y llevando sobre ellas un seguimiento.


¿Cómo establecer un cambio de manera efectiva?

Modelo para una administración efectiva en los sistemas de gestión

Lo más importante a la hora de establecer un cambio en nuestra organización, para que sea efectivo, es seguir las siguientes pautas de actuación:

1. Planificación: 

Como ya hemos mencionado, lo primero de todo es la planificación del cambio en sí. pongamos un ejemplo para verlo más claro: “En la organización A, queremos implementar un sistema de gestión basado en una norma ISO 9001:2015. Lo primero que habrá que hacer es planificar: contactaremos con empresa de consultoría para que nos de precio, estableceremos plazos y definiremos la metodología de actuación…».

2. Establecimiento de responsabilidades: 

Siguiendo el anterior ejemplo de la organización A, según las tareas acordadas en la planificación, estableceremos responsables de cada una de ellas para su ejecución.

3. Seguimiento: 

En tercer lugar, una de los principios fundamentales para que un cambio sea exitoso, será su seguimiento. No sirve de nada planificar y ejecutar un cambio, si luego no le dedicamos recursos para analizar su avance y efectividad. Con esto, podremos comprobar si el cambio (sus acciones asociadas) se están llevando a cabo de manera eficaz o no, y, si no es así, poder corregir fallos o potenciar oportunidades.

Es por ello que, gracias a la implantación de una norma ISO 9001 podremos gestionar satisfactoriamente nuestra organización, planificando cambios, entre otras ventajas de esta norma, así como mejorando de manera continua.

La calidad en centros de formación a través de la ISO 9001

A pesar de que el sector industrial fue pionero en cuanto a la implantación y certificación de Sistemas de Gestión de la Calidad según el estándar ISO 9001,  cada vez más organizaciones del sector servicios están aplicando en sus procesos los requisitos de dicha norma. 

Las entidades educativas y de formación llevan varios años implantando y certificando Sistemas de Gestión Calidad para garantizar que sus actividades docentes están organizadas, controladas y que su personal conoce los procesos y se implica en la mejora del servicio prestado.

Con la aprobación de la versión 2015 de la norma ISO 9001, el enfoque mencionado anteriormente varía, y las entidades formativas  buscan, principalmente, mejorar su desempeño a la hora de conseguir los resultados planificados tanto a corto como a largo plazo, orientándose hacia la estrategia para conseguir su Misión, Visión y Valores. Para lograr dicha orientación, es necesario que se estudien los riesgos y oportunidades en estas entidades, y se establezcan planificaciones eficientes para abordarlos, y, de esta manera, conseguir la mejora de procesos y servicios, manteniendo niveles altos de satisfacción en los alumnos y otras partes interesadas clave.


Principales ventajas y beneficios

La obtención de una certificación de calidad por parte de una Entidad Acreditada, permite a centros y entidades formativas, mediante el uso de un sello o marca reconocida, que éstos puedan comunicar a su entorno su nivel de gestión alcanzado, de acuerdo a unos estándares internacionales; esto constituye un elemento diferenciador cada vez más valorado por la sociedad, y les aporta una ventaja competitiva frente a otros centros que no tienen una manera objetiva de demostrar el valor de su propuesta.

Existen otros muchos beneficios que puede aportar la implantación de un Sistema de Gestión de la Calidad según la norma ISO 9001 a las entidades formativas; entre ellos,  podemos destacar:

  • Conocimiento de las necesidades y expectativas del alumnado.
  • Motivación y compromiso del personal.
  • Sistematización de actividades y responsabilidades necesarias para alcanzar un resultado óptimo.
  • Incremento de la confianza del alumnado.
  • Mejora continua y autoevaluación.
  • Adopción de criterios comunes para la planificación, ejecución y evaluación de la gestión formativa.

Certificados de profesionalidad, qué son y cómo obtenerlos

¿Qué es un certificado de profesionalidad?

Seguro que muchos de vosotros habéis pensado en obtener un certificado de profesionalidad que acredite vuestra cualificación para realizar una profesión. Existen muchos estudios que indican que la formación profesional tiene cada vez más salida en el mercado laboral, y por tanto será una opción interesante para muchos jóvenes, pero también para otro perfil de personas como desempleados, personas que ven difícil su acceso al mercado laboral por cuestiones de edad y/o años de inactividad, etc. 

Para saber bien qué es un certificado de profesionalidad, qué validez tiene, si es oficial o no, quién lo emite o cómo puedo obtenerlo, es necesario primero comprender las cualificaciones profesionales y cómo se estructuran.


¿Cómo puedo obtenerlo?

Se obtienen a través de dos vías:

  • Formación formal: superando todos los módulos correspondientes al certificado.
  • Reconocimiento de la experiencia laboral o vías no formales de formación: cuando se haya obtenido el reconocimiento y la acreditación de todas las unidades de competencia que componen el certificado.

A través de la formación en alternancia con el empleo, se pueden obtener los certificados de profesionalidad mediante los contratos para la formación y el aprendizaje y la participación en los programas de Escuelas Taller y Talleres de Empleo.El Repertorio Nacional de Certificados de Profesionalidad es el conjunto de certificados de profesionalidad ordenados sectorialmente en 26 familias profesionales y constituido por certificados de profesionalidad de nivel 1, nivel 2 y nivel 3.


Normativa legal

Sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) en entidades de formación

Sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) en entidades de formación

En primer lugar, las normas de la familia 9000 eran utilizadas en la industria, pero estas han ido evolucionando y cada vez se emplean más en el sector servicios. Una norma de calidad certifica un trabajo de calidad, un trabajo basado en procesos y en la mejora continua y, ¿qué mejor sector para implantarla que en el sector de la formación? Todos buscamos una formación de calidad facilitada por los docentes y adquirida por los alumnos.

La norma ISO 9001 nos indica cuáles son los requisitos que debe cumplir una entidad de formación para llevar a cabo una gestión de calidad. 

La obtención de una certificación permite, mediante el uso de un sello o marca reconocida, que el centro pueda comunicar a su entorno su nivel de gestión alcanzado, de acuerdo a las Normas internacionales aplicables, lo que constituye un elemento diferenciador, cada vez más valorado por la sociedad y le aporta una ventaja competitiva frente a otros centros que no tienen una manera objetiva de demostrar el valor de su propuesta.


Ventajas de implantar un sistema de gestión de la calidad en un centro educativo

Sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) en entidades de formación

Las necesidades educativas van cambiando constantemente, esto hace que los centros deban actualizarse y adaptarse a los nuevos cambios. Es importante tener claro los objetivos que se pretenden alcanzar, los procesos que ayudarán a la consecución de los mismos y los indicadores que miden el grado en el que se consiguen o no los objetivos establecidos.

Al tener un sistema de gestión de la calidad implantado en la entidad de formación conseguimos:

  • Control de la gestión interna.
  • Protocolizar los procedimientos de trabajo.
  • Motivación de personal y alumnos, y de todas las partes interesadas.
  • Mejora del conocimiento del contexto interno y externo de la entidad.
  • Mejora de la imagen del centro.
  • Evaluación del desempeño.
  • Establecimiento de acciones correctoras.
  • La mejora continua de la gestión.

En definitiva, la implantación de una norma internacional UNE EN ISO 9001 sólo trae ventajas al centro educativo, logrando la excelencia en el centro educativo y en el Sistema de Educación en general.

Ley 11/2018: Divulgación de información no financiera

Ley 11/2018: Divulgación de información no financiera

Hace apenas un año se hizo pública la Ley 11/2018, por la que se modifica el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, y la Ley 22/2015 de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad.

Esta Ley introduce novedades en materia de información no financiera para determinadas sociedades y pretende impulsar la transparencia y el compromiso social de las empresas obligándolas a dar más información.

La información no financiera engloba toda aquella necesaria para comprender la evolución, los resultados, la situación de la empresa y el impacto de su actividad respecto a cuestiones ambientales y sociales, respeto de los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción y el soborno, así como relativas a las personas que trabajan en la misma.

La Ley obliga a divulgar esta información no financiera a todas las sociedades anónimas, de responsabilidad limitada y las comanditarias por acciones, siempre que concurran en ellas los siguientes requisitos:

  1. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 500.
  2. Que tengan la consideración de entidades de interés público de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas.
  3. Que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:
    • Que el total de las partidas del activo sea superior a 20.000.000 de euros.
    • Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 de euros.
    • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a doscientos cincuenta.

Es importante reseñar que, transcurridos 3 años de su entrada en vigor, la Ley 11/2018 amplía la obligación de presentar el estado de información no financiera, a las empresas con más de 250 trabajadores:

  1. Que tengan la consideración de entidades de interés público de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas.
  2. Que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, al menos dos de las circunstancias siguientes:
    • Que el total de las partidas del activo sea superior a 20.000.000 de euros.
    •  Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 de euros

¿Qué Información No Financiera han de presentar las empresas?

La norma establece que ha de incluirse toda aquella información necesaria para comprender la evolución, los resultados y la situación del grupo, y el impacto de su actividad. La información significativa que hace referencia a dicho impacto incluiría:

  • Descripción del modelo de negocio.
  • Descripción y resultados de sus políticas.
  • Riesgos relacionados con la actividad (productos, servicios, etc.), incluyendo el cómo se gestionan.
  • Indicadores clave de los resultados no financieros de la empresa, estos indicadores han de ser comparables (estándares internacionales).
  • Cuestionesambientales: contaminación atmosférica, economía circular, uso sostenible de los recursos, cambio climático y protección de la biodiversidad.
  • Cuestiones sociales y relativas al personal: empleo y diversidad, tiempos de trabajo, diálogo social, salud y seguridad, formación, accesibilidad, igualdad (planes de igualdad, protocolos de acoso, integración de discapacitados, etc).
  • Derechos humanos: prevención de riesgos, denuncias, promoción y cumplimiento de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, eliminación del trabajo forzoso e infantil, etc.
  • Corrupción y soborno: medidas para prevenir y luchar contra la corrupción y el blanqueo de capitales, financiamiento de fundaciones.
  • Sociedad: compromiso con comunidades locales, políticas y procedimientos con aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno, consumo responsable, fiscalidad responsable por país, etc.

Emisión, verificación y publicación de información no financiera

Ley 11/2018: Divulgación de información no financiera

El estado de información no financiera ha de emitirse en un informe separado, presentado como un punto independiente del orden del día, para que pueda ser aprobado en la junta general de accionistas de las sociedades.

La información que se incluya en dicho informe tendrá que ser verificada por una entidad independiente acreditada. Será un auditor objetivo e imparcial el que verifique que en el informe de está incluida toda la información no financiera que contempla la Ley 11/2018.

El informe tendrá que hacerse público y estar disponible para todas las partes interesadas en la página web de la sociedad, siempre en los 6 meses siguientes al cierre del ejercicio financiero y durante al menos 5 años.

Memorias de Sostenibilidad según GRI Standards

Memorias de Sostenibilidad según GRI Standards

Hoy en día, la diferenciación de una organización frente a sus competidores puede venir de la mano de la percepción que tienen sus partes interesadas respecto a sus méritos sociales y ambientales. De esta forma entra en juego en el Mercado actual la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), entendida como una ventaja competitiva.

La transparencia es una cualidad fundamental para aquellas empresas comprometidas con los principios de la RSC, y dicha cualidad toma cuerpo en la información presentada por éstas en las Memorias de Sostenibilidad, que no son más que documentos que exponen información acerca del desempeño de una organización.

GRI (Global Reporting Initiative) es un una organización sin ánimo de lucro, referente a nivel mundial, cuyo objetivo es impulsar la elaboración de Memorias de Sostenibilidad por parte de organizaciones que desean informar sobre los aspectos económicos, ambientales, sociales y de gobierno de una organización; es decir, sobre los pilares que constituyen su responsabilidad social.


¿Qué beneficios reporta elaborar una Memoria de Sostenibilidad?

Una Memoria de Sostenibilidad es la mejor herramienta de comunicación para las organizaciones que quieren ser percibidas como responsables y transparentes, además de una excelente herramienta de mejora continua en el camino hacia la excelencia organizacional.

Las organizaciones, estén o no obligadas a presentar esta información por la legislación en vigor, obtienen una serie de ventajas con su elaboración y divulgación:

  • Identificación de riesgos y oportunidades, así como aumentar la comprensión de los mismos y la toma de decisiones.
  • Branding (potenciar la marca).
  • Generación de reputación y lealtad.
  • Facilitar a sus grupos de interés información sobre su desempeño ambiental, social y económico
  • Capacidad de influir en procesos de alta Dirección, tales como políticas de empresa o estrategia de negocios.
  • Cumplimiento de normativa legal o iniciativas voluntarias.

Requisitos de la Memoria de Sostenibilidad GRI

Memorias de Sostenibilidad según GRI Standards

En la definición del contenido de la Memoria de Sostenibilidad y su comunicación posterior, deben participar los grupos de interés identificados, describiendo cómo se ha respondido sus expectativas e intereses.

Una Memoria de Sostenibilidad que siga los criterios GRI, debería incluir a grandes rasgos el siguiente índice de contenidos:

  • Alcance y cobertura de la memoria de sostenibilidad.
  • Perfil: información que define el contexto general y permite comprender el desempeño de la organización, entre otros a través de su estrategia, su perfil y sus prácticas de gobierno corporativo.
  • Enfoque de la dirección: información sobre el estilo de gestión a través del cual una organización aborda aspectos específicos y describe el contexto que permite comprender su comportamiento en un área concreta.
  • Resultados y análisis de la gestión, utilizando indicadores de comportamiento: indicadores que permiten disponer de información comparable respecto al desempeño económico, ambiental y social de la organización.

Una vez elaborada la Memoria, ésta, como ya hemos mencionado, debería ser revisada por los stakeholders, así como por la alta Dirección, de manera que refleje, además del desempeño económico, social y ambiental de la organización, sus resultados pasados y objetivos futuros, y las estrategias a seguir.
De manera voluntaria, además, las organizaciones pueden optar a la verificación externa de su Memoria de Sostenibilidad según GRI Standars por una tercera parte independiente y acreditada, con el objetivo de cumplir con los principios de transparencia y rendición de cuentas, dos de los  principios fundamentales de la RSC.

Planes de Igualdad

Planes de Igualdad

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres en su artículo 46 establece un conjunto ordenado de medidas para la igualdad efectiva de hombres y mujeres en todo tipo de organizaciones.

Los planes de igualdad fijarán los objetivos concretos de igualdad a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar para su consecución, así como el establecimiento de sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados

Los planes de igualdad incluyen la totalidad de una empresa, sin perjuicio del establecimiento de acciones especiales adecuadas respecto a determinados centros de trabajo.

Se crea un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, como parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependientes de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas. Las empresas están obligadas a inscribir sus planes de igualdad en el citado registro.

Un plan de igualdad debe fijar los objetivos de igualdad a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar, así como sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados. Es necesario tener en cuenta que, aunque los planes de igualdad deben ser únicos para cada empresa independientemente de los centros de trabajo que la compongan, la ley contempla la posibilidad de incluir acciones especiales para algunos centros de trabajo que las requieran

Cualquier empresa pública o privada, con independencia del número de personas en plantilla, puede elaborar su propio Plan de Igualdad, no obstante, existe obligatoriedad de elaborar un Plan de Igualdad para empresas de más de 50 empleados en base a una serie de plazos.


¿Quién está obligado a implantarlo en su empresa?

El Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación modifica los plazos de la manera siguiente:

Obligación de elaboración y aplicación de un plan de igualdadNúmero de personas trabajadoras en la empresa
HASTA 06/03/2020Empresas de más de 250 personas trabajadoras
A PARTIR DEL 07/03/2020 Y HASTA EL 06/03/2021Empresas de entre 151 a 250 personas trabajadoras
A PARTIR DEL 07/03/2021 Y HASTA EL 06/03/2022Empresas de entre 101 a 150 personas trabajadoras
A PARTIR DEL 07/03/2022Empresas de entre 50 a 100 personas trabajadoras.

Etapas para la redacción de un Plan de Igualdad

En primer lugar, se debe llevar a cabo un diagnóstico de la situación de la empresa. Al realizar el diagnóstico, se detectarán aquellas áreas o materias en las que es más necesario implantar medidas de igualdad y se establecerán los objetivos a alcanzar para cumplir con el principio de igualdad de oportunidades y no discriminación. La ley ha enumerado algunas de las materias que podrían ser recogidas en el plan de igualdad para conseguir dichos objetivos:

  • Acceso al empleo.
  • Clasificación profesional.
  • Formación y promoción.
  • Condiciones salariales.
  • Tiempo de trabajo y conciliación.
  • Acoso sexual y por razón de sexo.
  • Otras materias transversales como, por ejemplo, salud laboral, lenguaje no sexista y violencia de género.

En general, acciones positivas tendentes a eliminar cualquier práctica laboral que suponga trato discriminatorio por razón de sexo.

En segundo lugar, la empresa debe mostrar un compromiso y crear la Comisión de Igualdad. Esta comisión deberá estar formada por personas con capacidad de decisión dentro de la empresa y tendrá entre sus competencias la de contribuir a la elaboración, desarrollo y seguimiento del plan de igualdad.

A continuación, se establecerán las medidas que se consideren más optimas y se llevará a cabo su implantación. Es importante llevar a cabo un seguimiento y evaluación de estas medidas, a lo largo del tiempo. El seguimiento y la evaluación de un plan de igualdad constituyen un proceso que se desarrolla para obtener un conocimiento preciso sobre las intervenciones realizadas en materia de igualdad de oportunidades de mujeres y hombres en las empresas.

Legislación aplicable

  • Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres
  • Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación
¿Qué son los KPI y qué tipos de indicadores existen?

¿Qué son los KPI y qué tipos de indicadores existen?

Los KPIs, procedente de las siglas en inglés “Key Performance Indicator” son indicadores que nos ayudan a medir nuestros procesos. En español más conocidos como indicadores clave o indicadores de proceso.

Los indicadores nos ayudan a medir cuantitativamente el desempeño de nuestros procesos.

El establecimiento correcto de estos indicadores es imprescindible para poder obtener de ellos una información veraz y eficaz para evaluar el desempeño de los procesos de nuestra organización.


Requisito de un KPI

Las características principales de un KPI son las siguientes:

  • Medible: como ya hemos comentado los KPIs son métricas, por tanto su principal característica es que son medibles en unidades. 
  • Cuantificable: si se puede medir, se puede cuantificar. Por ejemplo si hablamos de unidades monetaria las cuantificaríamos en € o $. También existen muchos indicadores de gestión que se miden en porcentaje
  • Específico: se debe centrar en un único aspecto a medir, hemos de ser concretos.
  • Temporal: debe poder medirse en el tiempo. Por ejemplo podemos querer medir a diario, de forma semanal, mensual, trimestral, semestral o anual.
  • Verificable: el propio término hace referencia a esta característica “indicadores clave de gestión”. Únicamente sirven aquellos factores que sean relevantes para nuestra empresa.

Un indicador de gestión debe informar, controlar, evaluar y ayudar a que se tomen decisiones. Cada empresa tiene sus propios indicadores de gestión, puesto que cada organización y cada modelo de negocio tienen factores clave a medir diferentes. Una empresa de producción industrial hará foco en indicadores de producción y una empresa que únicamente venda a través de internet tendrá otros indicadores clave relacionado con métricas de marketing digital.


¿Cómo diseño los KPIs en mi empresa?

Para identificar, seleccionar y trabajar correctamente factores clave para establecer los indicadores clave de gestión correctos para tu empresa debes seguir el método que propuesto a continuación, respondiendo a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué queremos medir?
  2. ¿Por qué medimos este dato?
  3. ¿Realiza el seguimiento de los resultados de uno de nuestros objetivos?
  4. ¿Es un factor clave para la empresa?
  5. ¿Quién es el responsable de supervisarlo?
  6. ¿Con qué periodicidad conviene supervisarlo?

Como hemos ido viendo a lo largo del artículo, los indicadores de gestión son una buena herramienta para la supervisión y control de la planificación de las acciones y objetivos de la organización. Nos permitirá diferenciar cuáles son las acciones más prioritarias y el grado de cumplimiento de cada una de ellas. 

Es importante, en primer lugar, definir bien los procesos clave de nuestra empresa y llevar a cabo una correcta planificación estratégica, ya que si no, no servirá de nada medir resultados de unas acciones mal planteadas desde el inicio.

Destacamos también la importancia a la hora de selección de los KPIs, ya que podemos caer en el error de querer medirlo todo. Hay que aprender a descartar  aquellos que no sean relevantes para nuestros propósitos. 

Los cuadros de mando formados por indicadores de gestión KPIs, son herramientas imprescindibles para directivos y managers de empresas de todo el mundo. Las organizaciones tienen que tomar decisiones constantemente y si no conocemos en qué situación nos encontramos, difícilmente tomaremos una buena decisión.

ISO 9001. Calidad para Academias de Formación (Orden TMS/369/2019)

ISO 9001. Calidad para Academias de Formación (Orden TMS/369/2019)

La Orden TMS/369/2019, de 28 de marzo, por la que se regula el Registro Estatal de Entidades de Formación del sistema de formación profesional para el empleo, incluye entre otros requisitos, la necesidad de disponer de la certificación en vigor de un sistema de gestión de calidad.

Los artículos en los que encontrará de forma específica estos requisitos son los artículos nº 20 (modalidad presencial) y nº 22 (modalidad de teleformación).


Plazos para disponer de la certificación

Los plazos para la disponer de dicha certificación en calidad son los siguientes:

  • Si está pensado en obtener la acreditación o inscripción, o tiene la intención de solicitar una nueva especialidad ➜ en el momento de la solicitud.
  • En caso contrario ➜ hasta el 02 de abril de 2021.

Igualmente, le recordamos que la Junta de Andalucía ha enviado a publicar al Diario Oficial de la Unión Europea un total de 11 anuncios previos de información sobre las licitaciones que están previstas se convoquen el 20 de junio de 2020, y se prevé que disponer de la certificación del sistema de gestión de calidad será un requisito baremable para dichas licitaciones.


Nuestra solución desde EQM Consulting

EQM Consulting ha alcanzado un acuerdo de colaboración con una entidad de certificación acreditada para ofrecer precios muy económicos a entidades de formación, según su nº de centros de trabajo y de empleados.

Contacte con nosotros si necesita ampliar información. Acceda el siguiente formulario si quiere un presupuesto personalizado para la consultoría y certificación del sistema de gestión de calidad https://eqmconsulting.com/solicitud-de-oferta/