Huella hídrica

Huella hídrica

La huella hídrica es un indicador de uso de agua que tiene en cuenta tanto el uso directo como el indirecto por parte de un consumidor o productor. La huella hídrica de un individuo, comunidad o comercio se define como el volumen total de agua dulce que se utiliza para producir los bienes y servicios consumidos por el individuo o comunidad así como los producidos por los comercios.

Son numerosos los estudios científicos y técnicos que auguran un futuro incierto en relación a este bien escaso, por lo que es necesaria la adopción de sistemas de gestión eficiente en el uso del agua y, como todo sistema de gestión que se precie, lo principal es saber medir aquello que se quiere gestionar eficientemente, es decir, la huella hídrica.

Calcula tu presupuesto

Sobre la huella hídrica

Beneficios


Información clara del impacto ambiental generado por el producto, servicio, organización o evento.

Permitir a los consumidores tener un papel activo en la decisión de compra.

Etiquetado más preciso.

Mejora la calidad ambiental de nuestros productos y actividades.

Disminución de costes operativos.

Diferenciación positiva frente a competidores.

Responsabilidad y reputación extendida a la cadena de suministro.

Valor ecológico asociado a la marca.

Reconocimiento externo acreditado del consumo de agua.

Mejora de la imagen empresarial frente a partes interesadas.