La calidad en centros de formación a través de la ISO 9001

A pesar de que el sector industrial fue pionero en cuanto a la implantación y certificación de Sistemas de Gestión de la Calidad según el estándar ISO 9001,  cada vez más organizaciones del sector servicios están aplicando en sus procesos los requisitos de dicha norma. 

Las entidades educativas y de formación llevan varios años implantando y certificando Sistemas de Gestión Calidad para garantizar que sus actividades docentes están organizadas, controladas y que su personal conoce los procesos y se implica en la mejora del servicio prestado.

Con la aprobación de la versión 2015 de la norma ISO 9001, el enfoque mencionado anteriormente varía, y las entidades formativas  buscan, principalmente, mejorar su desempeño a la hora de conseguir los resultados planificados tanto a corto como a largo plazo, orientándose hacia la estrategia para conseguir su Misión, Visión y Valores. Para lograr dicha orientación, es necesario que se estudien los riesgos y oportunidades en estas entidades, y se establezcan planificaciones eficientes para abordarlos, y, de esta manera, conseguir la mejora de procesos y servicios, manteniendo niveles altos de satisfacción en los alumnos y otras partes interesadas clave.


Principales ventajas y beneficios

La obtención de una certificación de calidad por parte de una Entidad Acreditada, permite a centros y entidades formativas, mediante el uso de un sello o marca reconocida, que éstos puedan comunicar a su entorno su nivel de gestión alcanzado, de acuerdo a unos estándares internacionales; esto constituye un elemento diferenciador cada vez más valorado por la sociedad, y les aporta una ventaja competitiva frente a otros centros que no tienen una manera objetiva de demostrar el valor de su propuesta.

Existen otros muchos beneficios que puede aportar la implantación de un Sistema de Gestión de la Calidad según la norma ISO 9001 a las entidades formativas; entre ellos,  podemos destacar:

  • Conocimiento de las necesidades y expectativas del alumnado.
  • Motivación y compromiso del personal.
  • Sistematización de actividades y responsabilidades necesarias para alcanzar un resultado óptimo.
  • Incremento de la confianza del alumnado.
  • Mejora continua y autoevaluación.
  • Adopción de criterios comunes para la planificación, ejecución y evaluación de la gestión formativa.

Certificados de profesionalidad, qué son y cómo obtenerlos

¿Qué es un certificado de profesionalidad?

Seguro que muchos de vosotros habéis pensado en obtener un certificado de profesionalidad que acredite vuestra cualificación para realizar una profesión. Existen muchos estudios que indican que la formación profesional tiene cada vez más salida en el mercado laboral, y por tanto será una opción interesante para muchos jóvenes, pero también para otro perfil de personas como desempleados, personas que ven difícil su acceso al mercado laboral por cuestiones de edad y/o años de inactividad, etc. 

Para saber bien qué es un certificado de profesionalidad, qué validez tiene, si es oficial o no, quién lo emite o cómo puedo obtenerlo, es necesario primero comprender las cualificaciones profesionales y cómo se estructuran.


¿Cómo puedo obtenerlo?

Se obtienen a través de dos vías:

  • Formación formal: superando todos los módulos correspondientes al certificado.
  • Reconocimiento de la experiencia laboral o vías no formales de formación: cuando se haya obtenido el reconocimiento y la acreditación de todas las unidades de competencia que componen el certificado.

A través de la formación en alternancia con el empleo, se pueden obtener los certificados de profesionalidad mediante los contratos para la formación y el aprendizaje y la participación en los programas de Escuelas Taller y Talleres de Empleo.El Repertorio Nacional de Certificados de Profesionalidad es el conjunto de certificados de profesionalidad ordenados sectorialmente en 26 familias profesionales y constituido por certificados de profesionalidad de nivel 1, nivel 2 y nivel 3.


Normativa legal

Sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) en entidades de formación

Sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) en entidades de formación

En primer lugar, las normas de la familia 9000 eran utilizadas en la industria, pero estas han ido evolucionando y cada vez se emplean más en el sector servicios. Una norma de calidad certifica un trabajo de calidad, un trabajo basado en procesos y en la mejora continua y, ¿qué mejor sector para implantarla que en el sector de la formación? Todos buscamos una formación de calidad facilitada por los docentes y adquirida por los alumnos.

La norma ISO 9001 nos indica cuáles son los requisitos que debe cumplir una entidad de formación para llevar a cabo una gestión de calidad. 

La obtención de una certificación permite, mediante el uso de un sello o marca reconocida, que el centro pueda comunicar a su entorno su nivel de gestión alcanzado, de acuerdo a las Normas internacionales aplicables, lo que constituye un elemento diferenciador, cada vez más valorado por la sociedad y le aporta una ventaja competitiva frente a otros centros que no tienen una manera objetiva de demostrar el valor de su propuesta.


Ventajas de implantar un sistema de gestión de la calidad en un centro educativo

Sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) en entidades de formación

Las necesidades educativas van cambiando constantemente, esto hace que los centros deban actualizarse y adaptarse a los nuevos cambios. Es importante tener claro los objetivos que se pretenden alcanzar, los procesos que ayudarán a la consecución de los mismos y los indicadores que miden el grado en el que se consiguen o no los objetivos establecidos.

Al tener un sistema de gestión de la calidad implantado en la entidad de formación conseguimos:

  • Control de la gestión interna.
  • Protocolizar los procedimientos de trabajo.
  • Motivación de personal y alumnos, y de todas las partes interesadas.
  • Mejora del conocimiento del contexto interno y externo de la entidad.
  • Mejora de la imagen del centro.
  • Evaluación del desempeño.
  • Establecimiento de acciones correctoras.
  • La mejora continua de la gestión.

En definitiva, la implantación de una norma internacional UNE EN ISO 9001 sólo trae ventajas al centro educativo, logrando la excelencia en el centro educativo y en el Sistema de Educación en general.

Cómo mejoran los procesos a las empresas

Cómo mejoran los procesos a las empresas

El enfoque basado en procesos en las organizaciones posibilita la realización, en cualquier actividad productiva, de un análisis para el perfeccionamiento de estas actividades y la mejora de la competitividad de las empresas.

En el pasado, las empresas sólo se preocupaban por vender sus productos o servicios con unos estándares básicos de calidad. Hoy en día, factores como la competencia, los costes y  los clientes, no permiten que éstas se queden en lo básico, sino que opten por un análisis completo de todos sus procesos.


¿Cómo se trabaja en un sistema de gestión de procesos?

Si evaluamos el funcionamiento de las empresas, son muchas las actividades o procesos que deben realizarse para la entrega de un producto o la prestación de un servicio al cliente final y lograr en él una experiencia de satisfacción total.

Al trabajar con un sistema de gestión de procesos, se deben realizar las siguientes tareas:

  • Definir las actividades que componen el proceso.
  • Identificar la relación con el resto de procesos.
  • Definir a los responsables de cada proceso.
  • Analizar y medir los resultados de la capacidad y la eficacia de cada proceso.
  • Buscar la mejora del proceso mediante los recursos y los métodos necesarios.

El enfoque basado en procesos consigue alcanzar los resultados que se desean obtener de forma más eficiente. Para ello, es necesario diseñar un plan de trabajo orientado a la optimización de procesos, por ejemplo, a través de la implantación de un Sistema de Gestión de Calidad según la norma ISO 9001 o del modelo EFQM.


¿Qué ventajas se obtienen de una gestión de procesos?

¿Qué ventajas se obtienen de una gestión de procesos?

Entre las muchas ventajas que se obtienen de implantar una gestión de procesos en las organizaciones destacan:

  • Facilita la toma de decisiones: al estar alineadas todas las áreas de la empresa, la alta gerencia evita la reiteración innecesaria de órdenes y puede tomar decisiones de forma clara. Además, dispondrá de canales de comunicación adecuados en cada caso.
  • Aumenta la satisfacción del cliente: el principal objetivo de la organización es la satisfacción del cliente, y debe medirse continuamente.
  • Posibilita la mejora continua: ayuda a detectar errores y cuellos de botella de la forma más rápida para así tomar medidas para solucionarlas.
  • Facilita la medición: para realizar las mediciones de consecución de objetivos se utilizan indicadores. Los indicadores se diseñan de forma que permitan conocer a través de ellos el avance en el logro de los objetivos de todas las áreas de la organización.
Factores claves en la planificación estratégica aplicada a los Sistemas de Gestión

Factores claves en la planificación estratégica aplicada a los Sistemas de Gestión

Todos estamos familiarizados con la planificación estratégica, aunque seamos conscientes o no. En nuestra vida personal, hacemos planes, asignamos recursos… Lo utilizamos para ir desde donde estamos, hasta donde queremos ir.

Para una empresa, las etapas del proceso de planificación estratégica no son tan diferentes. Se desarrolla una dirección, se toman decisiones y se asignan los recursos necesarios para lograr el objetivo final.

En septiembre del año 2015 se modificó la versión de la norma ISO 9001, incluyendo la metodología de la PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA. Veremos a continuación de qué se trata esta nueva herramienta y cómo podemos implementarla en nuestra organización.


¿Qué es la Planificación estratégica?

Existen muchas definiciones de este término pero destacamos el siguiente:

“Proceso sistemático de desarrollo e implementación de planes para alcanzar propósitos u objetivos. Se usa para proporcionar una dirección general a una compañía (llamada Estrategia empresarial) en estrategias financieras, de desarrollo de recursos humanos u organizativas, en estrategias de marketing incluyendo desarrollos de producto y marca así como programas de promoción, etc.”

En definitiva, es el proceso que debe marcarse una organización para marcar su camino y no desviarse de él.


Elementos de la Planificación Estratégica:

  • Análisis interno y externo de la organización
  • Establecimiento de objetivos
  • Generar, evaluar y seleccionar estrategias
  • Evaluación 
  • Seguimiento

Describiremos a continuación cada una de estas etapas basándonos en la estructura que define la norma ISO 9001:2015.


Análisis del contexto de la organización

La primera etapa para lograr una correcta y eficaz planificación estratégica es la definición de nuestro contexto, tanto interno como externo. Es la manera de sentar las bases, dónde nos encontramos y con qué contamos. 

La norma ISO 9001 trata este punto en el apartado “4. Contexto de la organización”. Hay muchas maneras de analizarlo, una de las más comunes sería la matriz DAFO o el método CAME.

En este análisis del contexto, habría que incluir el punto 4.2. de la norma, “Comprensión de las necesidades o expectativas de las partes interesadas”. El análisis de estas partes interesadas en nuestra organización también es importante a la hora de situarnos en el entorno y para poder enfocar nuestros objetivos.


Liderazgo

Análisis del contexto de la organización

Liderazgo y compromiso

La alta dirección de la empresa debe demostrar su compromiso hacia la planificación estratégica.

Política

Se debe establecer una política, que será a base de nuestro sistema de gestión, sobre la que se planificaran los objetivos y que debe ir en concordancia al propósito y contexto de la organización, obviamente apoyando la dirección estratégica.


Planificación

Acciones para abordar riesgos y oportunidades

Una vez se ha definido el contexto interno y externo de la organización, deberemos analizar los riesgos y oportunidades de nuestra organización, evaluarlos y, a continuación, establecer acciones. Así, aseguraremos que nuestro sistema de gestión puede llegar a lograr los resultados previstos, aumentar los efectos deseables, prevenir o reducir los efectos no deseados y lograr la mejora continua.

Objetivos

Una vez nos hemos situado en nuestro entorno, tanto interno como externo, y hemos definido las partes interesadas, sus necesidades y expectativas, tendremos que fijarnos unos objetivos. Estos objetivos serán la meta que queremos conseguir con nuestro desempeño, estableciendo metas intermedias para poder hacer un seguimiento del cumplimiento.

¿Qué son los KPI y qué tipos de indicadores existen?

¿Qué son los KPI y qué tipos de indicadores existen?

Los KPIs, procedente de las siglas en inglés “Key Performance Indicator” son indicadores que nos ayudan a medir nuestros procesos. En español más conocidos como indicadores clave o indicadores de proceso.

Los indicadores nos ayudan a medir cuantitativamente el desempeño de nuestros procesos.

El establecimiento correcto de estos indicadores es imprescindible para poder obtener de ellos una información veraz y eficaz para evaluar el desempeño de los procesos de nuestra organización.


Requisito de un KPI

Las características principales de un KPI son las siguientes:

  • Medible: como ya hemos comentado los KPIs son métricas, por tanto su principal característica es que son medibles en unidades. 
  • Cuantificable: si se puede medir, se puede cuantificar. Por ejemplo si hablamos de unidades monetaria las cuantificaríamos en € o $. También existen muchos indicadores de gestión que se miden en porcentaje
  • Específico: se debe centrar en un único aspecto a medir, hemos de ser concretos.
  • Temporal: debe poder medirse en el tiempo. Por ejemplo podemos querer medir a diario, de forma semanal, mensual, trimestral, semestral o anual.
  • Verificable: el propio término hace referencia a esta característica “indicadores clave de gestión”. Únicamente sirven aquellos factores que sean relevantes para nuestra empresa.

Un indicador de gestión debe informar, controlar, evaluar y ayudar a que se tomen decisiones. Cada empresa tiene sus propios indicadores de gestión, puesto que cada organización y cada modelo de negocio tienen factores clave a medir diferentes. Una empresa de producción industrial hará foco en indicadores de producción y una empresa que únicamente venda a través de internet tendrá otros indicadores clave relacionado con métricas de marketing digital.


¿Cómo diseño los KPIs en mi empresa?

Para identificar, seleccionar y trabajar correctamente factores clave para establecer los indicadores clave de gestión correctos para tu empresa debes seguir el método que propuesto a continuación, respondiendo a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué queremos medir?
  2. ¿Por qué medimos este dato?
  3. ¿Realiza el seguimiento de los resultados de uno de nuestros objetivos?
  4. ¿Es un factor clave para la empresa?
  5. ¿Quién es el responsable de supervisarlo?
  6. ¿Con qué periodicidad conviene supervisarlo?

Como hemos ido viendo a lo largo del artículo, los indicadores de gestión son una buena herramienta para la supervisión y control de la planificación de las acciones y objetivos de la organización. Nos permitirá diferenciar cuáles son las acciones más prioritarias y el grado de cumplimiento de cada una de ellas. 

Es importante, en primer lugar, definir bien los procesos clave de nuestra empresa y llevar a cabo una correcta planificación estratégica, ya que si no, no servirá de nada medir resultados de unas acciones mal planteadas desde el inicio.

Destacamos también la importancia a la hora de selección de los KPIs, ya que podemos caer en el error de querer medirlo todo. Hay que aprender a descartar  aquellos que no sean relevantes para nuestros propósitos. 

Los cuadros de mando formados por indicadores de gestión KPIs, son herramientas imprescindibles para directivos y managers de empresas de todo el mundo. Las organizaciones tienen que tomar decisiones constantemente y si no conocemos en qué situación nos encontramos, difícilmente tomaremos una buena decisión.

dibujo 5 estrellas en tablet

Beneficios de la implantación de la norma ISO 9001

La normativa ISO 9001 de 2015 es una norma internacional base del Sistema de Gestión de Calidad. Establece y mide todos los elementos en cuanto a la gestión de la calidad que una empresa debe tener a la hora de establecer un sistema efectivo que permita administrar y mejorar la calidad de sus productos y/o servicios.

En vista de la definición, para una empresa resulta muy beneficioso implementar la normativa ISO 9001 puesto que esto le permite controlar de manera más eficaz los procesos y mejorarlos. Esto lleva a un aumento de la productividad y por ende una reducción de costes y una competitividad mayor.

Pero el impacto que tiene la ISO 9001 no es solo interno. Existen una serie de beneficios, también externos, que vamos a pasar a comentar a continuación que hacen que la normativa ISO 9001 sea un referente en cuanto a la gestión de calidad.

Beneficios Externos

  • Supone un claro potenciador de la confianza de los clientes puesto que ejemplifica la capacidad de la empresa para realizar correctamente los procesos y ofrecer productos o servicios de calidad.
  • Es una mejora de la imagen de la empresa tanto con los clientes como el resto de organismos, grupos y personas del entorno.
  • El buen hacer que otorga el cumplimiento de la norma ISO 9001 genera una fidelidad de los clientes.
  • Debido a que internamente reduce costes y gastos, externamente se genera una posición competitiva mejor.
  • Además, existen clientes que exigen esta certificación para trabajar con ellos por lo que adquirirla puede suponer una apertura a nuevos mercados.

Beneficios Internos

  • La más directa tiene que ver con la productividad. Una mejora y un mayor control en los procesos internos genera una clara mejora productiva.
  • La organización empresarial también mejora debido a la aclaración de los objetivos, las responsabilidades y la mejora del feedback.
  • Genera un incremento de la rentabilidad que se relaciona con el aumento productivo anterior.
  • La aplicación de la ISO 9001 hace más flexible a la empresa y le aporta una mayor capacidad de respuesta a las oportunidades y los peligros del mercado.
  • Suma en cuanto al trabajo en equipo y la motivación de los trabajadores.
  • Además, genera una mayor habilidad en cuanto a la creación de valor debido al constante proceso de adaptación y mejora de los procesos, productos y/o servicios.
Qué es la norma BRC

Qué es la norma BRC

No hace mucho hablábamos de una norma de seguridad alimentaria como es la norma IFS. En esta ocasión vamos centrarnos en otra de las normas más relevantes como es la norma BRC. BRC son las siglas de British Retail Consortium, y se trata de uno de los estándares de seguridad alimentaria más importantes que podemos encontrar en la actualidad.

La norma BRC nace de la mano de la asociación de cadenas de alimentación británicas, que la elaboraron como exigencia a sus proveedores de marcas blancas. Más que una norma, debería entenderse como un sistema de seguridad alimentaria, ya que no se trata de un sistema de obligado cumplimiento.

Este estándar certificable, describe los requisitos de un sistema de gestión de la inocuidad alimentaria, teniendo como base los principios del Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC) pero poniendo el foco en los relativo a las instalaciones de industrias alimentarias. BRC añade elementos de mejoras en la gestión, elementos de los que carece el APPCC.

¿A quién se aplica el estándar BRC?

El estándar BRC es específico para la industria agroalimentaria, siendo aplicable tan solo a compañías fabricantes o envasadoras de productos alimenticios. O lo que es lo mismo, solo puede aplicarse cuando se procesa un producto o existe el riesgo de contaminación del mismo durante el proceso de envasado primario.

Con la implantación de la norma BRC se busca la mejora del sistema de gestión de calidad de las empresas certificadas. Tanto la norma BRC como la IFS se basan en el uso del APPCC y siguen los estándares marcados por la normativa ISO.

¿Qué proceso de certificación tiene la norma BRC?

Mediante la auditoría de BRC se verifica el cumplimiento por parte de la empresa de los requisitos marca el estándar y su adecuación para conseguir la certificación. Esta misma verificación ha de realizarse no solo para su obtención sino para mantenerla en el tiempo.

El grado del certificado y su validez habitualmente ronda entre 6 o 12 meses. Tras emitir el certificado de conformidad se publicarán en el directorio de BRC los datos de la empresa, los contenidos de las auditorías, así como el estatus del certificado.

Ante cualquier duda al respecto de la certificación de la norma BRC, no dudéis en contactar con EQM Consulting.

Qué es la norma IFS

Qué es la norma IFS

IFS son las siglas de International Food Standard. Se trata de una norma de origen europeo, desarrollada fundamentalmente por las asociaciones de distribuidores de Alemania, Francia e Italia, y que en la actualidad tiene acogida y repercusión en la mayor parte de la Unión Europea, incluyendo a países como Bélgica, Países Bajos o España.

La norma IFS nació para poder disponer de una norma común que facilite la evaluación de la seguridad alimentaria de los proveedores y sus sistemas de calidad, dada la incipiente aparición de requisitos legales y la globalización en la distribución de los productos alimentarios.

Este estándar es aplicable a todo el proceso de producción y manipulación de alimentos y va dirigido a cualquier empresa del sector alimentario que se dedique a la fabricación de productos. Esto es porque la norma IFS ha sido el comienzo, pero ha ido derivando en otros estándares como son:

  • IFS Logistic:  Para empresas de de transporte de alimentos, distribución o almacenamiento.
  • IFS Packaging Guideline: Para empresas que se dediquen al envasado de productos.
  • IFS Cash & Carry: Para autoservicios mayoristas.
  • IFS HPC:  Para empresas de productos para el hogar y cuidado personal.
  • IFS Broker: Para empresas especializadas en importación.

¿Qué objetivos tiene la norma IFS?

La norma IFS se centra en cumplir tres grandes objetivos que detallamos a continuación:

  • Instaurar directrices comunes a través de un sistema de evaluación uniforme que sea capaz de garantizar la cualificación y la idoneidad de los auditores.
  • Conseguir una armonía en los criterios y la transparencia durante toda la cadena de suministros.
  • Reducir costes y tiempo tanto para los proveedores como para los minoristas.

Para obtener el certificado IFS, en primer lugar se debe recurrir a profesionales que realicen la consultoría y la implantación de la norma IFS. Posteriormente habrá que acudir a una tercera empresa certificadora para obtener el certificado.

Este certificado se obtiene a través de una baremación que se basa en los siguientes resultados:

  • Si se supera el 75% de los requisitos que la norma exige, se obtiene el certificado IFS.
  • Si se alcanza el 95% de los requisitos que la norma exige, se obtiene el nivel superior IFS.

Ante cualquier duda al respecto para la certificación de la norma IFS, no dudéis en contactar con EQM Consulting.

ISO 9001:2015 | Contexto y partes interesadas

ISO 9001:2015 | Contexto y partes interesadas

Cualquier empresa, certificada o no, dispone de información sobre lo que sucede en su entorno, y dicha información es básica para definir una adecuada dirección estratégica y alcanzar los resultados esperados. Ahora, con la nueva ISO 9001:2015, las empresas certificadas deben determinar con claridad cuáles son estas cuestiones externas e internas y cómo puede influir en nuestra Organización.

Existen factores que influyen en nuestros procesos de negocio y que todos podemos identificar con facilidad, como puede ser:

  • Externos: la relación con entidades bancarias y sus facilidades o limitaciones en cuanto a créditos, los requisitos legales aplicables a nuestros servicios/productos, los métodos empleados por la competencia para ofrecer el mismo producto/servicio que ofrecemos nosotros, la tecnología que podemos usar para ser más eficientes en nuestros procesos, etc.
  • Internos: la experiencia de los empleados en nuestros procesos productivos, el know-how, los salarios, los métodos y sistemas de comunicación interna, la relación con grupos sindicales, etc.

Desde el punto de vista de la norma ISO 9001:2015 lo que nos interesa conocer es cómo evolucionan estos factores, una vez identificada la situación de partida debemos estar atentos a su evolución a lo largo del tiempo. Por tanto, es importante desarrollar una metodología que nos ayude a realizar este análisis de manera sistematizada.

En este sentido, la norma no nos obliga a utilizar un método concreto, quedando por tanto libres de elegir aquel que mejor se adapte a las características de nuestra Organización y de nuestros procesos productivos.

Uno de los métodos que más nos solemos encontrar en las auditorías, y que posiblemente sea el más utilizado por las Organizaciones, es el análisis DAFO, método sencillo que nos permite obtener una foto inicial a partir de la cual se podrán tomar las decisiones pertinentes.

El análisis DAFO debe contemplar factores internos (debilidades y fortalezas) y factores externos (amenazas y oportunidades). El resultado se debe plasmar en un plan de acciones, tomando aquellas decisiones que nos ayuden a potenciar nuestros puntos fuertes, minimizar los débiles, evitar o reducir las amenazas y aprovechar las oportunidades.

Respecto a las partes interesadas, comienzo haciendo referencia a la definición que nos da la norma sobre este concepto, parte interesada: “persona u Organización que puede afectar, verse afectada o percibirse como afectada por una decisión o actividad”.

La principal parte interesada es el cliente, y tanto para las anteriores versiones de la norma ISO 9001 como para la nueva del 2015, lo primero que debemos asegurar es el cumplimiento de los requisitos del cliente y su máxima satisfacción. Sin embargo, ahora debemos determinar otras partes interesadas, sus requisitos y expectativas, y considerar aquellas que son pertinentes y que pueden constituir un requisito para nuestro sistema de gestión.

Estas partes interesadas pueden ser los proveedores, la administración pública, asociaciones, grupos sindicales, franquiciador, socios inversores, propietarios de las instalaciones en las que se desarrollan nuestros servicios, etc..

Una vez analizado el contexto de nuestra Organización así como las partes interesadas y sus requisitos/expectativas pertinentes, debemos analizar esta información e incluirla en la planificación de nuestras actividades. Si hemos definido un plan de acciones y el contexto cambia, debemos reaccionar y revisar nuestro plan. Igualmente, debemos realizar una revisión de esta información como parte de la revisión del sistema por la Dirección, pero ese es otro punto que trataremos en futuros artículos.

Si quieres saber más sobre cómo analizar el contexto de su Organización, identificar sus partes interesadas así como sus requisitos y expectativas, determinar aquellas que son pertinentes, definir plan de acciones, hacer seguimiento y revisar la información obtenida, y aplicar todo ello a su sistema de gestión, no dudes en contactar con nosotros.

Gracias por leernos y espero sigáis atentos a los próximos artículos sobre la norma ISO 9001:2015.

Guillermo Domínguez Pérez
EQM Consulting